Vanessa Arjel: “En Lago Sofía somos más amigos que colegas”

Cuando Vanessa entró a Lago Sofía, en marzo de 2014, no tenía hijos. Hoy, en cambio, está a punto de salir de prenatal por su segundo hijo, de quien solo tiene pensado su segundo nombre. “De segundo nombre va a llevar Patricio, todavía no tenemos el primero”, dice. “Mis dos hijos van a haber nacido trabajando en Lago Sofía y agradezco el apoyo y cariño que me han dado durante todos este tiempo”.

Vanessa (31 años, una hija, Puerto Montt) entró a la compañía luego de que una amiga que trabajaba el Lago Sofía le comentara que faltaba personal. Se entrevistó con Carlos Hidalgo y quedó. Recuerda que en ese momento le llamó la atención la infraestructura, más artesanal y pequeña que hoy. “Había una sala que era un poco más renovada, que era la sala SM, el resto era más artesanal. El cambio que ha tenido al día de hoy es impresionante, un avance enorme en muy poco tiempo”, dice.

Vanessa es operaria, y le toca ver temas de alimentación de peces, orden y limpieza de las salas y velar para que todo funcione en perfecto estado.

¿Qué es lo que más rescata de la compañía?

El ambiente, el cariño de los compañeros. Con el paso de los años ya son más amigos que colegas. Me gustaría quedarme más tiempo porque me siento muy cómoda. Son muchos los años juntos y mis compañeros ya saben todo de mí, es todo muy espontáneo con ellos, siempre están para un consejo o algo. Es muy cálido, porque si uno piensa, en las otras empresas no se tiene la posibilidad de conocer o saludar al dueño, pero don Alejandro es muy humilde y son todos muy cálidos.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

Me gusta estar con mi familia, estar con mi hija, disfrutarla en tiempos de pandemia que han cambiado mucho. Vivo en el sector de Mirasol y me gusta estar tranquila, disfutar a la familia todo el tiempo que se pueda.

¿Te proyectas hacia el futuro en Lago Sofía?

Sí, me gustaría quedarme más tiempo, estoy muy cómoda y feliz en mi puesto de trabajo. He aprendido mucho en este tiempo y quiero seguir creciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *