La importancia de las barreras sanitarias en la compañía

Mucho antes de la pandemia del Coronavirus, Lago Sofía ya había adoptado serias medidas sanitarias para evitar la propagación de virus y enfermedades en los estanques de piscicultura, factor determinante para el buen funcionamiento de la cadena de producción. La primera barrera para toda persona que ingrese a la piscicultura es la caseta de acceso. Dirigida por Luis Calisto, se encargan de tomar los datos, pedir el examen PCR al día, desinfectar el vehículo y hacer entrega del equipamiento de seguridad en caso de que ingrese a alguna de las salas. Luego, antes de ingresar a la zona de producción de peces, se pasa por una segunda barrera sanitaria, donde se exige el uso de una segunda cotona, botas, guantes y también se pasa por un sistema de desinfección. “Se llena un cuestionario y se define qué tarea específica viene a hacer la persona, con qué persona específica se va a reunir, todo para mantener los estanques limpios y descontaminados”, dice Carlos Hidalgo, jefe de Producción de la empresa.

Movilidad interna
Diego Albornoz Leiva, nuestro asistente de Mantención llegó a Lago Sofía en febrero de 2015, al área de Producción. Desde septiembre de 2020, Diego pasó a formar parte del equipo de Manteción y Operaciones, área que es dirigida por Nicolás Nielsen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *