Es destacable cómo Lago Sofía ha manejado operacionalmente la piscicultura

Gabriel Guajardo, gerente de Farming de Invermar: “Es destacable cómo Lago Sofía ha manejado operacionalmente la piscicultura”

Gabriel Guajardo es el gerente de Farming de Invermar, empresa que ha trabajado por casi 5 años en conjunto con Lago Sofía en su proceso de smoltificación. Dice que en este tiempo han crecido y aprendido uno del otro y rescata, entre otras cosas, la tecnología de punta con la que se trabaja en la pisicultura de Lago Sofía y la calificación de su equipo técnico.

¿Qué valor le da a Lago Sofía en el ciclo de producción de Invermar?
Dentro de la cadena de nosotros Lago Sofía es muy importante, porque es donde nace nuestra materia prima. Para nosotros producir un buen smolt es el 50% del resultado productivo en el mar y por eso juegan un rol muy importante. La etapa de smoltificación es de las más críticas del producto, porque si uno ingresa un mal smolt, el producto final va a ser inevitablemente malo.

¿Qué opinión tiene sobre la tecnología que se utiliza en la compañía?
Es una tecnología de punta, porque además cuenta con cultivo individual en la piscicultura, lo que facilita mucho el tema sanitario. Es bueno que se generen unidades epidiemológicas distintas. Desde el punto de vista de diseño, Lago Sofía está a la vanguardia, tecnológicamente no tiene nada que envidiarle a las tecnologías europeas y creo que eso es muy destacable.

El clima de trabajo y el nivel de calificación de los trabajadores, ¿qué le ha parecido?
No hemos tenido ninguna dificultad trabajando juntos porque tienen un muy buen equipo de trabajo, desde su dueño hacia abajo, pasando por su gerente que ha provocado un cambio positivo y ha sido un aporte importante en el crecimiento de Lago Sofía. Como equipo de trabajo, es uno destacado, hemos aprendido mutuamente en este tiempo y crecido juntos. Creo que los equipos hacen a las compañías y en este sentido, el equipo que Lago Sofía ha consolidado hace que los resultados sean exitosos.

¿Cuál es a su juicio el valor más importante de la compañía?
Es un conjunto. Las cosas hay que medirlas en su contexto global. No sirve de nada tener un buen caballo con un mal jinete. A mi parecer es muy destacable cómo se ha manejado la piscicultura desde el punto de vista de los recursos humanos. Después viene el tema tecnológico, y lo más importante es quién opera esa tecnología. La gente está capacitada, motivada y afiatada, y eso se refleja en los buenos resultados que hemos tenido nosotros y también los resultados de otras compañías que trabajan con Lago Sofía. Destaco cómo se ha manejado operacionalmente la piscicultura, cómo se han manejado los recursos humanos. La gente tiene buenos beneficios, buenas instalaciones, buen trato, y todo eso ayuda al buen resultado de la compañía.

La recirculación individual es un tema importante dentro de la compañía
Hay dos compañías que tienen recirculación individual hoy, Los Fiordos y Lago Sofía. Es una tecnología que acomoda mucho para los estilos de producción que tienen algunas compañías. Uno siempre requiere de flexibilidad y disminuir los riesgos en agua dulce, y cuando tienes sistemas compartidos es más riesgoso. Si se te llega a enfermar un estanque, no comprometes toda la piscicultura, haces que cada estanque sea una unidad epidemiológica distinta. Desde el punto de vista de la bioseguridad, es lo mejor.

¿Qué opina de la evolución de la piscicultura en los últimos años?
Han crecido mucho en tamaño y capacidad productiva, además del desarrollo tecnológico. Ha ido creciendo en sistemas automatizados y hoy hay mucho más control automático de lo que pasa. Ha crecido mucho tecnología y en volumen también, siempre apoyados de un grupo de gente capacitado. Estas pisciculturas no son fáciles de operar porque requieren de personal técnicamente muy calificado y ellos afortunadamente lo tienen.

¿Qué consejo le daría a Lago Sofía?
Creo que el mayor consejo que les puedo dar es que sepan conservar su recurso humano. Finalmente, las compañías las hacen las personas, más que la tecnología o el dinero. Las compañías van a funcionar bien en la medida que los equipos estén consolidados, que nunca pierdan ese espíritu, las ganas de crecer y hacer las cosas bien como lo han hecho hasta el momento. Ha sido importante también la motivación de Alejandro en creer en este negocio y asumir riesgos. Hay que ser valiente para hacer tanta inversión y veo que él creyó en el negocio, en su gente, en Invermar también. Hemos sido partners y nos hemos ayudado mutuamente, ellos nos ayudan a que nosotros tengamos un mejor producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *