El manejo de la calidad del agua, el aire de los peces.

A lo largo de los últimos cinco años, Lago Sofía ha tenido especial preocupación en mantener un estricto control de los parámetros sobre la calidad del agua, ya que cualquier desviación puede provocar graves efectos en los peces y perjudicar la producción. Por tanto, es crucial mantener una buena calidad de agua durante la etapa de agua dulce, cuando la mayoría de los peces se mantiene en un ambiente controlado, lo que hace más fácil el monitoreo y chequeo de ciertas variables.

Nicole Milla es la encargada del laboratorio de calidad de agua de Lago Sofía. Llegó hace cuatro años, cuando el laboratorio era todavía pequeño, y le ofrecieron hacerse cargo de esta incipiente área.  Además de tomar muestras diarias de los estanques de recirculación individual, también lo hace con los ingresos de agua, desde los afluentes, pozos y vertientes. Entre los parámetros que se miden está el Ph, el oxígeno, la alcalinidad, metales pesados, entre otros. Si uno de ellos está por sobre o debajo del valor esperado, “hacemos ajustes de forma inmediata para mejorar esos parámetros. Tenemos hasta las 12 del día para tomar acción y al final de esa jornada, ese número tiene que estar normalizado. Por ejemplo, si hay problemas de gases o CO2, ajustamos las bombas, o vemos si tenemos que subir la potencia de algunos equipos, ver también si es contaminación del estanque mismo”, dice Milla.

¿Qué ventajas tienen al monitorear los parámetros de forma diaria?

Tenemos ventajas porque no todas las pisciculturas miden los parámetros diariamente. Muchas tampoco tienen laboratorios. Son pocas las pisciculturas que están notando la importancia que tiene la calidad de agua en el proceso. Tenemos la ventaja de saber y tener muestras de todo, analizamos inmediatamente y tenemos la posibilidad de hacer ajustes. En cambio, en otros lugares se mide cada dos semanas, como para ver que no esté tan mal no más.

Eso, dice Milla, tiene mucha incidencia en el producto final. “Si tienes estanques con mala calidad de agua, los peces no van a comer bien, y eso, productivamente, va a tener incidencia; no van a crecer tan bien, no van a tener una buena condición. Si el pez crece bien, está en mejores condiciones de enfrentar alguna enfermedad una vez en el mar”, dice.

¿Qué tan importante es contar con un equipo calificado?

Es muy importante, me siento super apoyada por mis compañeros. La mayoría lleva mucho tiempo y saben lo que tienen que hacer, nos conocemos súper bien. El ambiente es muy grato, eso te lleva a tomar buenas decisiones, apoyadas siempre por los compañeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *