Bioseguridad control de infecciones y manejo sanitario

Se define bioseguridad como los principios, normas, protocolos o tecnología que se utilizan para evitar la exposición no intencional a agentes biológicos y toxinas, o su liberación accidental. Un brote o propagación de cualquier patógeno en alguno de los estanques pone en jaque toda la producción de peces, por lo que las normas, especialmente en el rubro salmonero, deben ser seguidas de manera muy estricta y responsable. De igual forma, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), tiene un instructivo de bioseguridad que luego fiscalizan su ejecución.
Luego del devastador impacto que tuvo en la industria el virus ISA (virus Anemia Infecciosa del Salmón), en 2008, los protocolos y medidas sanitarias se fueron haciendo cada vez más importantes y necesarias para disminuir el riesgo biológico y evitar brotes similares. El virus trajo consigo el peor año en la historia para las empresas salmonicultoras, con despidos masivos y una reducción de la producción anual, solo en Aysén y Los Lagos, de 70 mil toneladas.
Hernán Rojas es especialista en diseño y gestión de programas de salud animal. Es médico veterinario y doctorado en Epidemiología Veterinaria y Economía de la Universidad de Reading, en Inglaterra. Hernán es asesor de Lago Sofía en lo que respecta a la bioseguridad. “Los riesgos más comunes en agua dulce son las enfermedades infecciosas, como por ejemplo las micosis, flavobacteriosis, Necrosis Pancreática Infecciosa (IPN), enfermedad bacteriana del riñón (BKD) y otras menos frecuente pero de gran importancia como la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA). En mar las enfermedades de mayor relevancia son la Septicemia rickettsial salmonídea (SRS), que es la responsable del mayor uso de antimicrobianos en la industria y la Caligidosis causada por el parásito Caligus rogercresseyi., dice Hernán, quien también es director de Ceres SpA.
Es por esto que Lago Sofía se ha comprometido con la bioseguridad de sus operaciones y desde hace años que viene implementando protocolos y normas sanitarias exigentes para mantener los estanques y espacios sin riesgo de contagio. “Tenemos procedimientos súper claros de desinfección de los equipos e instalaciones que utilizamos. Se hacen de manera continua, previa y posteriormente al ingreso o despacho de peces. Además, hacemos monitoreos bimestrales para demostrar que los peces no han cambiado su condición sanitaria. El ingreso de personal externo es restringido y toda persona que ingresa a la piscicultura debe hacerlo con ropa especial, overoles desechables que se usan solo en lugares habilitados, además de capas y botas de agua. Los estanques utilizados para el cultivo de los peces son independientes, por lo que las aguas no se mezclan. Tratamos de aminorar al máximo la posibilidad de contagio, y si pasa, reducirla a la instalación en particular y atacarlo con procesos de lavado e inundación para bajar la carga del patógeno”, dice Carlos Hidalgo, jefe de Producción de la compañía.
Para tal efecto, se llevó a cabo la instalación de cercos perimetrales en todas las instalaciones, incluyendo cada una de las salas que impiden el libre tránsito, con zonas de acceso identificadas y con obligatoriedad de desinfección antes de ingresar; existe un estricto control de ingreso que cuenta, además, con un arco sanitario de acceso a piscicultura para que toda persona que ingrese se registre, evalúe su riesgo sanitario y se desinfecte a su persona y su carga. Además, Lago Sofía se encuentra en pleno proceso para certificarse como unidad epidemiológica, lo que significa que “contamos con un grupo de procedimientos y certificaciones que nos obliga a revisar en forma continua nuestro sistema de producción para garantizar que el proceso se ha realizado bajo estrictas normas. Esto nos obliga a aumentar los informes de laboratorios que certifiquen la condición sanitaria de los peces. Así, la empresa que va a recibir nuestros pescados sabe que viene de un proceso que involucra labores de limpieza, desinfección y control, y certifica que se encuentran sin patógenos, y por ende, se les facilita el ingreso a otras regiones del país que se encuentran libres de enfermedades”, cierra Carlos Hidalgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *